Uncommon Places

“El cuerpo se curvó como un lastre húmedo que el agua no sostiene y la gravedad atrae hacia las zonas más frías, abismales.

No fue una sumersión de nadador que juega a bucear un rato entre los brillos frescos que el agua más profunda ofrece a su pericia. Fue sólo un abandono de flotar, un peso que se hunde, un muerto que se hunde, un dejarse caer sin resistencia, flácido, magro, alejado de toda voluntad, como una cosa.

Luego hay un punto en que el agua resiste, empuja, pare hacia la superficie ese cuerpo que cae en su interior como un objeto inerte.”

Novelas robadas sin terminar. Gavra Akhenazi