Ya sólo grito en mis sueños

Nos aferramos a la idea de que las personas no cambian. Yo misma he creído en eso siempre. Pero, bien pensado, ¿qué no cambia?, todo a nuestro alrededor está en continuo cambio y evolución, creciendo y muriendo. Tengo la sensación de que nos aferramos a lo que éramos en lugar de ser lo que somos.

Nada es permanente, pensamos y sentimos de manera diferente con el paso de los años, con el transcurrir de los días, con las experiencias buenas y malas. Algo en nuestro interior va cambiando con el poso que nos dejan las personas que entran y salen de nuestra vida.

Quizá el no dejar en nuestra mente que las cosas cambien sea algo antinatural. Podemos vivir en el pasado, o podemos considerar el cambio, cualquier cambio, como una segunda oportunidad en la vida. Tal vez no resistirse, aceptarlo como algo natural y dejar que la adrenalina que provoca lo desconocido recorra nuestro cuerpo, sea una liberación para la mente y el alma.

Ya sólo grito en mis sueños
Canon 5D Mark III, 40mm, f/6.3, 1/100, ISO 200

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s